domingo, 6 de abril de 2014

El poder del Corazón


Hace mucho tiempo, en una pequeña y humilde familia de humanos nació Eugenia Sauren, apodada Niauren. Vivía en un reino llamado Glerko, al Noreste de Dámbil. Niauren tenía la cara preciosa, con ojos marrones a juego con su larga cabellera, sobre la que había una tiara. Vestía con trajes negros bordados con la más delicada maestría.
 
Vivía junto a su madre Ocra, ya que su padre murió al mes de que naciera la niña, por culpa de un flechazo.
Pasaron años y años hasta que Eugenia cumplió los 17.Tenía la costumbre de pasear  todos los días por el bosque. Un día, Eugenia se encontró con una carroza arrastrada por unos caballos de la realeza. Un hombre salió de allí y dijo: 
-Hola, soy Daniel, el príncipe ¿Con quién tengo el honor de hablar?
-Con Eugenia, Eugenia Sauren, aunque prefiero que me llamen Niauren. Soy la hija del molinero.
El soberano invitó a Eugenia a palacio y ella aceptó educadamente.
Los dos jóvenes se enamoraron y más tarde se casaron. El padre de Daniel se murió y fue coronado rey. Los dos tuvieron un hijo al que llamaron Ben.
Todo marchaba genial hasta que atacaron la carroza en la que iban el rey y su hijo y los dos acabaron muertos.
Niauren fingió tristeza pero en realidad todo era una trampa para hacerse reina guerrera con muchísima magia y fuerza.
El día que coronar a Eugenia como reina, una señora mayor del pueblo le hizo un regalo a la reina. Ésta lo abrió,y dentro contenía un libro con un ojo en la portada.

Era un libro de curiosidades del mundo mágico. La reina se dio la vuelta pero aquella vieja ya no estaba. Esa misma noche se empezó a leer aquel extraño libro. Contaba leyendas de los trolls, los duendes etc. Pero había una parte que hablaba de un ser maligno que vivía en el bosque de una ciudad de ricos, llamada Tortesio. Continuó leyendo pues la curiosidad le apoderó entera. Ese ser robaba a los ricos y se lo quedaba todo pero quien lo encontrase se lo quedaría todo para él. 
La malvada reina quiso encontrar a ese extraño ser y rápidamente cogió su abrigo y se encaminó hacia el bosque. La noche era fría y oscura, en la que solo se oía el caminar de Niauren. Era raro pues siempre se habían oído a los búhos ulular y a los bichos corretear. 

Tras escasas horas andando, llegó al bosque y se adentró en una cueva para esconderse.
Mientras intentaba hacer  un conjuro de fuego una mano se posó sobre su hombro.
-Te esperaba.
La reina se dio la vuelta y un recuerdo le llegó a la mente. Era la vieja del castillo, pero esta vez no llevaba los atuendos viejos sino un traje color carbón, con brotes de rojo en la cara y una luna llena colgando en su boca. 
-¿Qué quieres de mí?- dijo Niauren a punto de darle un infarto.
-Quiero que pagues por lo que hiciste. Mataste a mi hijo, el príncipe. Sí, como oyes, era mi hijo. El padre de él se enamoró de mí y yo de él pero sus padres no nos dejaron casarnos y él se casó con la reina de un pueblo lejano. Ellos dijeron que los dos habían tenido un hijo, pero era mentira pues era mío. Y desde entonces, siempre he trabajado como sirvienta en el castillo protegiéndolo de los peligros que le acecharan. Bueno, hasta que llegaste tú y me enteré que lo mataste. Pagarás por ello. La muerte de mi hijo me quemó el corazón y eso mismo te haré yo.
La madre del príncipe hizo un conjuro y la quemó entera. Luego disimuló las  cenizas en una chimenea y nadie más oyó hablar de ella.

Por César Nieto Ocaña

7 comentarios:

  1. La idea es muy buena, y lo narras muy bien, aunque me lío cuando la vieja explica lo de su hijo, es un poco lioso. Lo que más me gusta es el final, cuando quema a la "reina". No es una de tus mejores historias, aunque está bien. *-*

    ResponderEliminar
  2. Una historia muy chula pero el final no me gusta.Queda un poco extraño.

    ResponderEliminar
  3. Esta historia está bien. La parte que más me ha gustado es cuando la anciana le puso la mano en el hombro de la reina y le quemó el corazón.
    Fdo: Alex Constantantín Iosef

    ResponderEliminar
  4. Muy buena historia César Nieto.Mi opinión es que...no tendrías que haber puesto tantas imágenes.
    Fdo María M ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te quejes que habia dos imagenes mas

      Eliminar
  5. me encanta tu historia,y yo no me he liado cuando ha hablado la vieja ¡BUEN TRABAJO! :)

    ResponderEliminar