domingo, 17 de noviembre de 2013

La Bestia Negra

Hola soy Torcal vivo en la tribu de los Trishandler. Me encargo de investigar los sucesos que ocurren en mi aldea, que nadie sabe explicar. 
Desde hace días está pasando algo muy raro. La madrugada del 23 de Marzo, un horrible trueno acechó sobre la aldea. Ese día pasó algo. Algo oscuro y tenebroso.
Y en esa noche, en la que a Iveko le llegaba un presentimiento que la hacía temblar de una forma que ella nunca había sentido, donde no sabía si era por el viento gélido que hacía sonar los árboles fuera de su cuarto y tocaran ligeramente su ventana, se arropó todo el cuerpo hasta que estuvo totalmente tapada con su sábana, pasó lo que ella nunca pensó: un personaje alto y musculoso entró a su cuarto con un hacha negra y puntiaguda, y la mató a sangre fría.
Cuando llegaron los médicos de la aldea, ya era tarde. El asesino había escapado de aquel lugar, y ya no se podía hacer nada por Iveko.
Su familia estaba apenada. Iveko había sido asesinada por un ser extraño y alto, vestido con una armadura negra.
De ahí me puse a investigar. Ya era la cuarta persona que había muerto en el mismo mes, junto con Xana, la dama de la  Sabiduría; Alamea, la Consejera Arquera de la tribu; y Humart, el duende de la Amistad.
Me di cuenta de que en todos los cadáveres faltaba la cabeza. Me puse a buscar información y encontré un tomo de un libro que decía que un hombre loco había sido ingresado en un manicomio por haber matado a más de 20 personas y haberse llevado alguna parte de sus cuerpos. Seguí leyendo y según  aquel extraño libro, el asesino utilizaba las partes del cuerpo de las personas con el corazón más negro, para construir una bestia que dominase todo Dambil. Pero hubo una parte que nunca consiguió, la cabeza. Al final de la redacción aparecía un cartel en rojo que ponía que el asesino andaba suelto.
Fui corriendo a la tribu, para avisarles de aquello, pero ya fue tarde.
-¡Aahhhh!-. Un grito hizo retumbar toda la aldea. Habían matado a Yess, mi mejor amiga.
Estaba destrozado. Hice llamar a los habitantes de la aldea para buscar información sobre ese demente, y Minwit encontró de quien se trataba. Se llamaba Griskñac “El vil” y solía habitar en lo más profundo del Bosque Sombrío.
Rápidamente convoqué a los mejores y más poderosos de la aldea (Berseker, Jumantroll, Wolimer, Timelir, Roselia y yo) para ir al interior del bosque y encontrar y destruir a “El vil”. Nos adentramos en el bosque de los Yuestress y allí encontramos  una casa cueva, con sangre y cuerpos medio enteros en las paredes. 
 Allí estaba Griskñac terminando a “La Bestia”. Lo matamos y arrojamos su cadáver al volcán Rocalava. Pero hubo algo que se nos olvidó, y es que no destruimos “La Bestia” y en esa misma noche empezó a atacar. 
 Ahora han pasado 5 días de aquella noche, pero todavía no es segura la aldea. Estoy escondido en un lugar secreto junto a Glinda, Hildegan, Gorgatul, Gurrack y el cadáver de mi mujer, que en paz descanse. 

Escrita por César Nieto. 

 

10 comentarios:

  1. Me gusta mucho, claro por que la he escrito yo, pero aún así merecía ganar.
    Fdo: Alguien mosqueado -_-

    ResponderEliminar
  2. No me gusta porque es muy sangrienta :(
    Karen

    ResponderEliminar
  3. César me ha encantado.
    Fdo:Juan Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tu historia también me gustó, y por eso te voté.
      Fdo: César Nieto Ocaña ^_^

      Eliminar
  4. Me encanta tu historia, aunque da miedo por lo de los cadáveres, y que matasen a tu "mejor amiga" *-*

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho, pero eres un poco beestia con la sangre, los muertos y las cabezas.

    Fdo: María Huertas

    ResponderEliminar
  6. César no me gusta nada has hecho otras mejores Fdo: Kike López Ortuño

    ResponderEliminar
  7. Es una historia muy chula , pero tan larga se hace un poco aburrida.
    FDO: María Palomares.

    ResponderEliminar