domingo, 15 de junio de 2014

La historia de los duendes



Los duendes nacen de las setas, cuando hace viento y sus esporas de se meten en las flores, entonces surge una hermosa criatura llamada.


Un día Rifal, un viejo duende contó la historia sobre un pobre humano/mago. Él nació solo y sin nadie que le diera cariño y le enseñara la magia.

Un día como estaba tan solo estuvo buscando un amigo. Se encontró una muñequita de trapo y le hizo tener alas (por error) Hablaba con la muñeca a diario pero no le contestaba entonces fue al rincón de los magos situado al norte de Dámbil. Quería que con un hechizo le dieran vida a la muñeca.

Los magos de aquel lugar cumplieron su deseo y entonces el humano mago se alegró mucho y le hizo una casa con las setas más peligrosa de Dámbil para que nadie la molestara.  Por pocas, a coger esas setas le cortan las manos de la reacción alérgica que le produjo el veneno.

La muñeca, tras muchos años viviendo feliz con el mago, murió ya anciana y su magia pasó a la seta que había sido su hogar. De ese modo las esporas pudieron dar lugar a una nueva raza en Dambil.


Escrito por Christian Pedregosa Muñoz

7 comentarios:

  1. Curiosa versión de Pinocho, seguro que le encantaría a los guionistas de Disney. Besos.

    ResponderEliminar
  2. La idea es muy buena, lo único que le falta es que lo narres un poco más y mejor.

    ResponderEliminar
  3. Muy chula Christian pero ten en cuenta de que una nueva raza serían los duendes pero ya los has inventado al principio.
    :)Karen

    ResponderEliminar